martes, abril 18, 2017

Análisis: Lo que se logra cuando el DT hace un buen trabajo

Publicado a las 11:30:00 a. m. por blue webmaster

Venía de recuperarse de una lesión y saltó del banco para darle a Emelec su triunfo más clave de la temporada. Marlon De Jesús ‘resucitó’ entre los suplentes de Emelec y dejó el banquillo para marcar su primer gol en Clásicos del Astillero, que los mantiene en la pelea por el liderato del torneo y la etapa.

Los Clásicos del Astillero son así, impredecibles. A veces, pasajes inesperados se presentan. Como un penal claro no marcado, expulsiones infantiles o goles imposibles de fallar, pero son parte del negocio.

La previa marcó algo: una tarde contraria para barcelona. Dejó la concentración del Monumental en medio de un masivo apoyo de hinchas 'canarios' y arribó a la ‘Caldera’ en un ambiente de pifias y abucheos, que la Policía Nacional tuvo que controlar.

En la cancha, Emelec era recibido entre papelitos cortados, bombos y expectativa: el último Clásico del Astillero en este estadio fue amarillo y los hinchas no querían revivirlo.



Marcos Mondaini y Matías Oyola -capitanes- se enfundaron en un abrazo y la pelota tomó su curso. En menos de 10 minutos, ambos clubes ya habían tocado la puerta de Esteban Dreer y Máximo Banguera, era el presagio de un Clásico dinámico, abierto y atractivo.

Barcelona aprovechó yerros de la defensa 'eléctrica' pero no pudo transformarlos en gol. Ely Esterilla fue un dolor de cabeza para Óscar Bagüí, mientras que Marcos Caicedo volvió a claudicar ante Carlos Moreno.

Bruno Vides vs. Damián Díaz fue un choque entretenido. El 'torero' intentó calentar al 'eléctrico', quien prefirió bajarle el brazo y seguir su camino. Así, la mayor parte del encuentro.

El ingreso de Marlon De Jesús y Fernando Gaibor, ya con un hombre más, le entregó a Emelec mayor claridad en los últimos metros. El gol fue un fiel reflejo de las carencias del 'Bombillo' en la primera etapa.

En la banca el tanto fue un estallido. Robert Burbano no pudo parar de aplaudir, todos se abrazaron, otros fueron a buscar a De Jesús, pero Bagüí prefirió gritarlo frente a la cámara de tv, su marca registrada en estos duelos.

El ocaso del encuentro se marcó entre situaciones graciosas, dignas y lamentables. Dreer y sus acostadas sobre el césped, el desleal golpe de Gaibor contra Nahuelpán, quien dejó el gramado con una seña y palabras para los 'eléctricos': “yo les hice dos goles”; la felicitación de Díaz a Preciado y la impotencia de Almada. Así son estos choques. Ayer fue la noche ‘De Jesús’.


Fuente: Expreso



Comunidad azul



Related Posts with Thumbnails
 
Live Support