miércoles, agosto 27, 2014

Quinteros y lo obvio: "Fallamos en la definición"

El profesor Gustavo Quinteros dialogó con los medios de comunicación luego de la victoria ante Águilas Doradas por Copa Sudamericana. "No debíamos haber sufrido como sufrimos pero se nos complicó, fallamos en la definición en el primer tiempo y luego, a los 20 minutos hago los cambios, se lesiona Herrera apenas entra. Nos quedamos sin delantero y luego se lesiona Guagua", expresó el estratega del cuadro azul.

Para Quinteros, el tema de lesiones complicó mucho al equipo, pero destacó que aún con 10 jugadores se intentó ganar en todo momento. "Cuando juegas martes y sábado te puede pasar lo que le sucedió a Guagua, una distensión muscular. Herrera venía de una lesión, jugó el sábado, y no creo que estaba para más de 30 minutos. Escalada hizo todo, pero lamentablemente tuvo dos situaciones claras y no pudo concretar", mencionó Quinteros.


Por otro lado, dijo sentirse conforme con el rendimiento del equipo, porque generan fútbol, manejan la pelota, atacan por los costados y por el carril interior y eso se vio de visitante y de local. "En un momento sentí angustia por los jugadores lesionados y que tengamos que definir por penales, porque la verdad es que en los dos partidos Emelec fue superior".

Recalcó que hasta el último no pasó por su cabeza la posibilidad de los penales: “El objetivo era pasar sin sufrir, pero lo hicimos sufriendo, terminando un partido con 10 jugadores, no merecimos sufrir porque Emelec fue superior los 180 minutos de visitante y de local, por eso no estaba pensando en penales”.

Quinteros además aclaró que la lesión de Jorge Guagua fue una distensión muscular a causa de la fatiga. Mientras que Emanuel Herrera piso mal el campo y se generó un problema de ligamento, por lo cual, sería imposible que se recupere para este fin de semana.

Sobre el próximo rival -que saldrá entre Universidad Católica de Chile o River Plate de Uruguay- manifestó: “Son rivales duros, cualquiera que nos toque sera difícil. Y también será difícil para ellos”.

Síntesis de noticias publicadas por Ecuagol y FútbolEcuador

martes, agosto 26, 2014

Delantera desesperante, clasificación demasiado sufrida.
COPA SUDAMERICANA: Emelec 2 (3) - Águilas Doradas 1 (2)

Emelec alcanzó la clasificación a la segunda ronda de la Copa Sudamericana con un triunfo dramático, pero muy celebrado, sobre Deportivo Anzoátegui de Venezuela. Fernando Giménez fue la figura de la tarde marcando al inicio y al cierre para que su equipo ganar 2 a 1.

En la ida, los millonarios se habían llevado un empate 1-1 de Pereira, por lo que ganaron la serie por 3-2. En la próxima ronda, el 'Bombillo' enfrentará al ganador de la llave entre Universidad Católica de Chile y River Plate de Uruguay, quienes tendrán su revancha mañana miércoles. Los charrúas pintan como favoritos después de haber ganado 1-0 en la ciudad de Santiago.


A pesar de que el empate sin goles les alcanzaba para clasificar, los 'eléctricos' no saltaron a especular y salieron a buscar el arco rival desde el pitazo inicial. Al primer minuto, Ángel Mena se escapó por la derecha y sacó un centro que casi se fue al fondo tras chocar en Javier López y luego en Samuel Vanegas; el golero Osvaldo Cabral logró reaccionar para tomar el esférico antes que cruzara la raya.

El 'Bombillo' estaba enchufado y en la siguiente llegada ya no perdonó. Al minuto 3, a partir de un cambio de lado larguísimo, Mena recibió en la derecha, se escapó al fondo dejando en el camino a dos rivales y lanzó el centro para que Giménez recibiera delante del punto penal y, de volea, rematara al fondo.

Aunque los azules tenían el dominio absoluto de las acciones, a los 10, los visitantes estuvieron cerca de empatar aprovechando una contra que la zaga azul no logró cortar. El delantero Silvio González se escapó al área, pero cruzó un poco de más el remate y el balón se fue cerca del vertical.

Tras el arranque a toda velocidad, el ritmo fue decayendo. Los millonarios no dejaban de dominar y proponer, pero les costaba ser precisos en la recta final. Por otro lado, sin hacer mucho, los cafeteros se insinuaban de repente con pelotazos largos que a la defensa local le costaba rechazar.

A los 37, los azules volvieron arrimarse con real peligro en un par de ocasiones. Primero, tras una buena escapada y una pared con Miller Bolaños, Mena le cedió un pase gol a Escalada, pero el delantero elevó de más el remate al momento de definir. Poco después, “el Toro” lanzó un taco para dejar solo a Osbaldo Lastra en el área, pero al volante le faltó un poco de puntería y el balón salió cerca.


En la segunda parte, sabiendo que estaban quedando eliminados, los cafeteros saltaron a arriesgar un poco más, pero los porteños seguían siendo los protagonistas. A los 50 minutos, el portero Cabral salió mal, dejó picando el balón y Jorge Guagua llegó a rematar; pero el arquero logró corregir y salvó. Luego, a los 55, Ángel Mena se escapó solo por la derecha, quiso colocar su remate, pero le faltó un poco de puntería y el arquero colombiano voló con lo justo para salvar.

Y quien no los hace… A los 60, las Águilas lograron empatar e igualar la serie. Tras un mal despeje de la zaga millonaria, Carlos Arboleda recuperó en la derecha, elevó el centro y Johan Fano llegó solo para cabecear al fondo, aprovechando que la defensa rival se quedó sembrada pidiendo un fuera del lugar que no existió.

Los ecuatorianos sintieron el golpe y se fueron a presionar por la segunda, pero les costaba ser claros y no llegaban con peligro. A los 65, Luis Miguel Escalada se despedía del campo con un cabezazo que salió cerca del horizontal y pare de contar. Vale señalar que el 'Pichu' salió para darle paso a Emanuel Herrera, quien tuvo que abandonar el campo apenas un par de minutos después de haber ingresado por causa de una lesión.

Por otro lado, los dorados lucían cómodos con la idea de irse a los penales y aguantaban el empate, esperando alguna oportunidad de contra.

A los 86, el 'Bombillo' estuvo cerca de poner la segunda. Tras un pase de Miller Bolaños, Ángel Mena recibió en la derecha del área y sacó un bombazo al primer palo que le quemó las manos al guardameta Cabral y después salió rozando el vertical.

Parecía que los equipos se iban a la definición desde los doce pasos, pero Giménez no quería el drama y le dio la clasificación a su escuadra de manera agónica. A los 90 +3, el paraguayo recibió fuera del área, se acomodó con el pecho y, en el aire, conectó un bombazo espectacular que se coló al fondo convertido en un golazo.

Fuente: FútbolEcuador

MARICONADA: descripción gráfica

Dirigentes, cuerpo técnico y jugadores de fútbol de todo el mundo: ¡observen!

Si quieren mostrarse ante todos como si fueran un verdadero equipo grande, si quieren ganar el respeto de los clubes de su país y del extranjero a punta de valentía, garra y coraje, no hagan como barcelona, cuya notoria exhibición de mariconada ya da de qué hablar a nivel sudamericano:


Toda esa mariconada, habitual en barcelona (el equipo ecuatoriano de nombre robado y sus hinchas), no es más que otra forma de dejar en vergüenza a nuestro país. Y tampoco es algo que haya aparecido de la noche a la mañana. Por el contrario, es un trauma que viene creciendo desde hace más de 30 años, cuando la Boca del Pozo, la primera y más grande barra organizada del Ecuador, repartía su tiempo entre alentar a Emelec y poner a correr a los noveleros amarillos, cuya única acción conjunta era huir despavoridos.

Todo ese miedo motivó a que varias agrupaciones dispersas de delincuentes, seguidores de barcecopia, decidieran imitar a sus castigadores, y formaran varios intentos de barra brava, muchos de los cuales terminaron por desaparecer (a la primera derrota de su equipo, seguramente volvieron a ver los partidos por TV), y otros se unieron para formar esa payasada denominada "Sur Oscura", con la cual esperaban limitar un poco la superioridad de los hinchas de Emelec.

Evidentemente, no lo lograron. Capítulos como el del famoso domingo 15 de mayo del 2005 demuestran que, en lo que a valentía y fuerza se refiere, la hinchada de Emelec sigue dominando absolutamente a barcecopia y a otros, aún más insignificantes.

Ante ese panorama de desesperación, las locas amarillas decidieron jugar a dos puntas: la primera, suplicar a sus amigos los policías que los acompañen al Capwell, para evitar que los azules los sigan poniendo en ridículo.



La segunda era optar por el ataque montonero a hinchas que vayan solos o en grupos pequeños, a los que golpean salvajemente, llegando incluso a haber asesinado a unos cuantos para dar la impresión de que siguen siendo una hinchada temible, y así infundir miedo.


Pero ayer, cuando el equipo y sus noveleros llegaron a Lima, ambos componentes fallaron. Durante la 'cálida recepción' que les dieron en Perú, los amarillos se encontraron con un grupo superior a ellos en lo numérico y en fortaleza (es decir, quedaron sin la posibilidad de hacer sus ataques montoneros), y no tenían a los centenares de policías que acostumbran escoltarlos (nadie los protegía, y ellos no pueden hacerlo por si mismos).

Resultado: la mariconada vuelve a manifestarse con todo en filas barcelonistas, como un estallido rosáceo que los motivó a proclamar, en medio de pánico, temblor y llanto, que no jugarían si no los rodean de policías, como tanto les gusta.




Por otro lado, cuando recuerdo que a Emelec lo intoxicaron en un hotel en Uruguay, y aún así se hizo presente en el estadio para darle una dura batalla a Peñarol (lo dice la prensa uruguaya, no nosotros), me siento más y más orgulloso de un ser hincha azul de corazón.

Es que el fútbol es un deporte para gente valiente. Que alguien se lo comunique a barcelona.

lunes, agosto 25, 2014

Los jugadores lo saben: ¡Es hora de dar el paso copero!

Emelec sabe que solo le queda ganar a Águilas Doradas de Pereira, en el partido de vuelta, si quiere seguir con vida en Copa Sudamericana. El encuentro se jugará mañana desde las 17:30, en el estadio George Capwell.

En el partido de ida, los ‘eléctricos’ empataron 1-1 ante los ‘cafeteros’, por lo que solo les queda la victoria para avanzar a la siguiente ronda.

El compromiso esta presente en el plantel azul, ya que anhela brillar en este certamen, tal como lo ha conseguido en el campeonato nacional.

El ‘Bombillo’ se prepara con todo para este cotejo y no presentaría mayor novedad en cuanto a su planteamiento. Desde ayer Emelec, dividido en dos grupos, ya entrena en el Complejo de Los Samanes. Los que actuaron el pasado sábado en el torneo local hicieron trabajo diferenciado, mientras que el resto ejecutó una practica de futbol.


El jugador Miller Bolaños se siente contento con el buen momento de los ‘azules’ y espera que la buena racha se repita en la Sudamericana. “Estamos tranquilos porque pasamos por un buen momento en el campeonato y esperamos que se repita eso. Nosotros queremos llegar lejos en la Copa Sudamericana”, dijo.

Así mismo, Pedro Quiñónez sostuvo que están en buenas condiciones para afrontar ambos torneos. “En Emelec hay plantel y en esta ocasión queremos hacer las cosas diferentes. Hay que corregir errores que se han venido cometiendo”.

Angel Mena, quien salió con una molestia física en el encuentro ante Águilas, solo piensa en la revancha y en hacer un mejor papel. “Estoy convencido que podemos hacer mejor las cosas y podemos quedarnos con los puntos”.

Por su parte, el entrenador Gustavo Quinteros solo espera que sus jugadores estén en perfectas condiciones para este duelo. “A veces pasan muchas cosas antes de un partido y lo que deseo es que todos lleguen en buenas condiciones y con mucha motivación", puntualizó.

Fuente: La Hora

Quinteros: más confianza en Emelec para recibir a Águilas Doradas

Después de ganar así (por goleada) uno tiene más confianza para afrontar el partido que se viene”, aseguró Gustavo Quinteros, técnico de Emelec, luego de que su equipo venció 5-0 a El Nacional el sábado, antes del partido de vuelta de la Copa Sudamericana de mañana ante Águilas Doradas de Colombia en el estadio Capwell.

Quinteros estaba tan sorprendido como los propios jugadores visitantes, ya que no esperaba un resultado tan abultado ante un rival que considera “complicado”.

Antes de empezarlo no creíamos nunca que se nos iba a presentar de esta manera el partido”, reconoció el timonel.

El juego se facilitó por la contundencia, por los goles rápidos, pero El Nacional es complicado, tiene jugadores rápidos. Nosotros pudimos de inicio concretar y también pudimos generar situaciones, liquidar el partido”, afirmó.

A diferencia del duelo de ida de la Sudamericana en el que Emelec igualó a 1 en los últimos minutos, Quinteros destacó la contundencia y la labor por las bandas que generó su equipo para atacar.

Agregó que supieron aprovechar los espacios que dejó el plantel 'criollo', sobre todo, luego que se quedó con un jugador menos.


El DT argentino-boliviano consideró importante rotar a sus jugadores para darles descanso a los estelares, y así actuaran en el encuentro el desequilibrante Javier Charcopa, el volante de contención Osbaldo Lastra y el delantero Emanuel Herrera, quien anotó sus dos primeros goles del torneo.

Herrera necesitaba agarrar confianza, tener minutos, hacer gol, le pudimos dar esa oportunidad y él aprovechó muy bien, está recuperado no solo de la parte física, sino de la parte futbolística y anímica”.

Quinteros señaló: “Ahora tengo un lindo problema porque tengo más de 11 jugadores para elegir para el martes (mañana)”, cuando se juega la clasificación ante los 'cafeteros'.

Vamos a llegar creo que mucho más enteros de lo esperado físicamente”, dijo el entrenador, y aseguró que tendrá el equipo completo.

En el campeonato, a falta de un partido, Emelec es segundo en la tabla de posiciones.

Fuente: El Universo

5 razonas de la aplastante victoria azul

Emelec mostró su superioridad ante El Nacional durante los 90 minutos, ya sea en la posesión, en la generación y en el marcador. El cuadro 'eléctrico' fue un equipo corto para defender y corto para atacar, con mucha dinámica para crear situaciones de gol constantemente. Las jugadas fueron construidas en todo el frente de ataque -derecha, izquierda, centro-, siempre pasando por el pies de Miller Bolaños, que si bien su posición es en mitad de cancha –detrás de Herrera- por momentos se lo ve jugando libre –con desmarques constantes para generar espacios-.



Estas son las 5 razones por las cuales ganó Emelec:

1) Pressing: Desde el minuto 1, el cuadro azul realizó un pressing alto con 4 jugadores –Herrera, Charcopa, Bolaños, Mondaini- con la finalidad de recuperar lo antes posible el balón para efectuar un ataque. Tan rápido dio resultado, que a los 9 minutos ya ganaba 2-0.

2) Posesión: Emelec basa su juego en la tenencia del esférico, es por esto que practica un estilo combinativo, donde, mediante pases cortos, logra mecanizar un circuito en todo el frente de ataque, difícil de descifrar para el rival.

3) Movilidad: Cuando el equipo de Quinteros recupera el balón, los jugadores que no lo poseen, se desmarcan constantemente para lograr crear espacios. Las triangulaciones son el plato fuerte del menú azul en la mayoría de sus encuentros.


4) Desdoblamiento: El 'Bombillo' regularmente de local, ataca con 5 o 6 jugadores. Esta vez por momentos lo hizo con 7, ya que Pedro Quiñónez y Osbaldo Lastra se desdoblaron hasta llegar a pisar el área.

5) Efectividad: En este encuentro, Emelec llegó a pisar la zona de finalización en 32 ocasiones, de las cuales 4 fueron por izquierda, 6 por derecha y 22 por el centro. A diferencia de otros partidos, en este último el equipo azul fue verdaderamente contundente. Marcó 5 tantos pero pudieron ser más.


Los 'millonarios' con esta victoria sumaron 7 unidades más 8 de gol diferencia, ubicándose en el segundo puesto –momentáneamente- con un partido menos –frente al Manta-. Entre semana enfrentará por Copa Sudamericana a las Águilas Doradas y en la próxima fecha por campeonato nacional visitará a Independiente del Valle.

Fuente: Ecuagol

domingo, agosto 24, 2014

"Trabajo hoy por mi futuro"

Por Joel Steven Quintero Nazareno, 15 años. Jugador de Emelec y capitán de la Selección de Fútbol sub-16 del Ecuador. Publicado por El Universo.

Comencé a jugar fútbol a los 4 años. Desde chiquito mi papito, Jorge Quintero, me incentivó a jugar el fútbol porque él también jugaba. Y mi hermano mayor siempre me decía: Steven, vamos a la cancha, vamos a jugar. Aunque yo no quisiera, él siempre me iba arrastrando. Si alguna vez le dije Josua, yo estoy cansado, por favor déjame tranquilo; él me decía vamos, vamos.

Y tuve la oportunidad de jugar en la escuela del profesor Ermen Benítez, en la Federación Nacional de Deportes.

Yo juego en la sub-16 de Emelec, y cuando son las convocatorias de la selección el club nos da permiso.

Por el fútbol he recorrido casi todo el Ecuador y con la selección he podido viajar a Bolivia, Perú, Chile y México, de donde recientemente llegamos campeones. La mayoría de mis vecinos, en el Guasmo, me han felicitado por llegar con el trofeo.

Para integrar la Selección Nacional sub-16, dirigida por el profesor Javier Rodríguez, hubo varias preselecciones. La primera fue aquí en Guayaquil, en Fedenador. Comenzamos a hacer pruebas y más pruebas: físicas, de táctica, de disciplina, de comportamiento también fuera de la cancha. Ya faltando como un mes para el campeonato que íbamos a jugar en Bolivia –el Sudamericano Sub 15– me escogieron, y desde entonces estamos siguiendo un proceso.


Participamos en los juegos Odesur, en Chile, y trajimos medalla de bronce. En la 3ª edición de la Copa México de Naciones sub-16 logramos ser campeones invictos. Viajamos: Patricio Morocho, Renny Jaramillo, Jhoel Montaño, Pervis Estupiñán, Joao Montaño, Jhoner Montezuma, Gabriel Cevallos, Byron Castillo, Bryan Corozo, Víctor Narváez, Fabiano Tello, Édgar Vivero, Gian Carlo Terreros, Bryan Tana, Ronaldo Villa, Andy Casquete, Juan Nazareno, Jhon Pereira, Jean Carlos Peña, Francisco Obando y yo, además del equipo técnico.

Los técnicos nos habían observado en los partidos que jugamos los fines de semana y luego nos convocaron mediante una carta enviada a nuestros clubes, con el nombre de los chicos que querían que vayan a la preselección. Las pruebas las comenzamos en julio del año pasado; en Guayaquil se presentaron unos 40 jugadores. Luego los preseleccionados fuimos a Quito a juntamos con otros preseleccionados; éramos unos 50 jugadores.

Son muy grandes las responsabilidades que tenemos todos nosotros, no solo el capitán del equipo: representar al país, a nuestras familias, nuestro barrio; esa responsabilidad siempre la llevamos en la mente.

Estudio en el colegio Dr. García Moreno, en el Guasmo, en primer año de bachillerato. Tengo clases de 07:00 a 13:30, llego a la casa para bañarme y almorzar y salgo a las 14:30 para entrenar, de lunes a viernes, en el polideportivo Los Samanes, desde la 16:00 hasta las 18:30. Regreso a casa a las 20:00 a hacer deberes. Y los fines de semana a veces nos tocan partidos los sábados; otras veces viajamos el viernes si el partido es en una provincia que queda lejos. Los domingos me pongo al día en los deberes.

Me podrían decir que no tengo mucho tiempo para divertirme, pero yo creo que el trabajo de hoy es el futuro del mañana. Si me esfuerzo ahorita, voy a ver la recompensa en el futuro.

Con mi hermano mayor, Josua, jugamos con mis dos hermanos chiquitos que también quieren ser futbolistas, les enseñamos técnica; salimos al CAMI y jugamos entre nosotros. Siempre me ha gustado el fútbol, es mi pasión desde muy chiquito; es un juego para divertirse con responsabilidad. El fútbol también da la posibilidad de ayudar a la familia, tener una buena economía y dejar en grande tu apellido. Si Dios lo permite, quiero llegar a ser un gran futbolista y también abogado, porque no se puede esperar vivir solo del fútbol como profesión.

Tanto mi papi como mi mami me han influenciado mucho porque siempre me dan consejos; primeramente me dicen que busque a Dios, que con él todo es posible. Si me ven medio travieso o molestoso, me dicen Steven estate tranquilo, concéntrate en el fútbol, en lo que quieres ser, porque tú tienes claro lo que quieres llegar a ser.

Mis expectativas serían, con la ayuda de Dios, llegar a primera división de Emelec a los 17 años, consolidarme como jugador titular, a los 18 o 19 años salir a un equipo grande de Europa y jugar con la Selección de Ecuador para dejar en grande el nombre del país, quedando campeón de una copa mundial.

"Carlos Raffo llegó a Emelec hace 60 años" [VIDEO]

Editorial de Ricardo Vasconcellos. Publicado por El Universo.

La propaganda interesada del periodismo “canjeable” no podrá convencernos nunca de que los cracks que se importan hoy son mejores que los de ayer. Los que han llegado en los últimos 20 años, –al menos, con estrambóticos apodos como Tanque, Tsunami del gol, Dinamitero, Bombardero y otras sandeces– prometiendo marcar tantos, juntando todos los que hicieron no llegan a la cuarta parte de los que convirtió Carlos Alberto Raffo Vallacco en su larga carrera en Emelec, el equipo al que amó entrañablemente, 9 de Octubre, Everest y la Selección.


Hace muchos años hicimos con Otón Chávez un segmento para Ecuavisa llamado ‘El Rincón del Recuerdo’. Uno de los entrevistados fue el Flaco Raffo. Su charla directa, pero enternecedora, nos transmitió una queja: “Jugué once temporadas y solo falté a tres partidos cuando el Cholo Fortunato Chalén me quebró tres costillas de un pisotón. Nunca falté a un entrenamiento y pagué con goles cada sucre que me pagaron. No tengo resentimientos, pero sí una pregunta. ¿Por qué no me hicieron una despedida cuando me fui del club? Creo que merecía al menos eso”.

No solo un homenaje de despedida merecía Carlitos. Si la gratitud fuera la regla en el balompié, Emelec debiera erigirle un busto en el estadio Capwell al jugador que transformó al club de ‘refugio de aniñados’ (al menos eso se decía en las calles) a un equipo popular. Emelec fue históricamente una mezcla de futbolistas de clase media con otros de extracción popular y de repente aparecía un burgués. El Clásico del Astillero nació porque el pueblo necesitaba adoptar a un cuadro que frenara el avance avasallador de los eléctricos con sus fichajes argentinos y uruguayos. Y surgió barcelona, en 1947, con savia puramente criolla encabezada por Sigifredo Agapito Chuchuca.

Hasta 1954 se hablaba de un Emelec que representaba a los ricos y poderosos y un barcelona que encarnaba al pueblo. Pero ese año empezó a cambiar todo. El inolvidable José Vicente Balseca, regateador insigne, ocupaba el centro del ataque cuando comenzó a hablarse de un centrodelantero que enloquecía a los arqueros en Quito, jugando para el Argentina, el conjunto que luego se llamó Deportivo Quito. Fue Dantón Marriot el que dio la noticia a Emelec. Lo había visto el 2 de mayo hacerle cinco goles al Norteamérica en el estadio del Arbolito en un amistoso. Los millonarios, que ya se habían traído de Liga de Quito a Jorge Pibe Larraz, fueron a la carga por Raffo.


En aquella época inicial del profesionalismo no había una política de pases entre una Asociación y otra, así que Emelec se valió del entonces ministro de Defensa y dirigente del club, Enrique Ponce Luque, para convencer a Raffo de venir a Guayaquil. En las innumerables charlas que tuve con el Flaco durante muchos años, con una sonrisa daba su versión de su llegada a Guayaquil: “La gente dice que me trajeron en el baúl del carro del ministro, vestido de general. Pero no fue así. En Quito sabían que andaba coqueteando con Emelec y se preparaban para no dejarme salir. Don Peche Ponce mandó al hotel a un edecán que me llevó un abrigo largo de los que usaban los militares y una gorra de oficial. Así vestido, en la noche, dejé el hotel por la parte de atrás y me subí al automóvil del Ministerio que me esperaba a una cuadra. Me fui directamente a Manta donde estaba el equipo y allí debuté en un amistoso un 31 de agosto de 1954”.

Oficialmente su estreno fue el 4 de septiembre de 1954 ante Unión Deportivo Valdez y una semana después jugó ante el Panamá. Emelec ganó 4-0 con tres goles de Raffo. Jugó solo la segunda rueda y terminó ubicado a un gol del máximo artillero de ese año, Simón Cañarte. Su llegada obligó al entrenador chileno Renato Panay a reestructurar su ataque. El Loco Balseca pasó a ser puntero derecho y allí, en la raya, su gambeta endemoniada y sus locuras le ganaron un lugar en la historia. El delantero manabita Júpiter Miranda dejó la punta zurda y pasó a formar ala con Balseca. Su puesto fue ocupado por Eduardo Bomba Atómica Guzmán.

Ese Emelec de Yulee, Ubilla, Arguello, Leiss, Chompi Enriques, Galo Solís, el Chinche Rivero, Bolívar Herrera y Humberto Suárez, con los delanteros mencionados, cambió la historia. La general empezó a fundir el amarillo con el azul y plomo. A la hinchada eléctrica empezaba a llegar el pueblo que saltaba en las gradas del Capwell con los goles formidables del más grande fichaje de Emelec en su historia: Carlos Raffo, llegado de 27 años, con pasado en Platense y en Central Argentino en su país natal. Fue tanto el impacto de Emelec que el pueblo y la prensa bautizaron al equipo como El Ballet Azul. Fue el primero en recibir ese homenaje pues en 1962 nació el segundo Ballet: el de don Fernando Paternoster.


Soy de aquellos que testificaron en las gradas la calidad irrepetible de Raffo. Cambió de compañeros, jugó al lado de Balseca, Daniel Pata de Chivo Pinto, Mariano y Jorge Larraz, Júpiter Miranda, Bomba Atómica Guzmán, Natalio Villa, Óscar Fernández, Américo Castroman, el Pibe Bolaños, el Maestrito Raymondi, el Pibe Ortega, Clemente de la Torre, Galo Pulido, el Chamo Flores y algunos más. Podían ponerle a cualquiera que él seguía siempre con su obsesión goleadora.

Hizo 20 goles en los Clásicos entre oficiales y amistosos y más de 100 en su carrera. Un día le dijeron que ya no lo necesitaban y se fue en silencio. El adiós recién se lo dieron antes de sepultarlo.



sábado, agosto 23, 2014

Golear al "Nacho" ya es costumbre. Que los árbitros nos roben, también.
Final 3/22: Emelec 5 - El Nacional 0

Anotaciones de Emanuel Herrera (doblete), Miller Bolaños y Fernando Giménez, sumadas a un autogol de Darío Bone, le dieron la victoria por goleada al CS Emelec, ante un fantasmal equipo de El Nacional.

El partido más anticipado de la cuarta jornada de la segunda etapa se jugó en el estadio George Capwell, este sábado por la tarde. Candidato indiscutible para retener el título de Campeón, el Club Sport Emelec recibió al Club Deportivo El Nacional con la victoria entre ceja y ceja para comprobarlo.


Y no pasaría mucho tiempo para que los 'eléctricos' se pusieran en ventaja, ya que apenas al 2’, Emanuel Herrera capitalizó un craso fallo de Franklin Guerra para vencer a Adrián Bone con un remate que lentamente cruzó la línea de gol. Los 'Puros Criollos' no atinaban una y el dominio del 'Bombillo' fue absoluto tras el tanto del ariete argentino.

Por lo que no resultó sorpresivo que al 10’ Emelec doblara su ventaja, cuando Guerra no logró despejar el balón y se la dejó a Miller Bolaños, para que, de un derechazo con borde interno, firmara el 2 a 0 a favor del 'Ballet Azul y Plomo'. Parecía que se venía una goleada para el cuadro capitalino, pero el Rojo empezó a reaccionar tras la segunda bofetada.


Marwin Pita estuvo a milímetros de concretar el descuento con un fenomenal tiro libre a veinticinco metros del arco, pero el horizontal ahogó su grito de gol cuando el primer tiempo estaba por concluir. Daba la impresión de que El Nacional podría acortar distancias en el marcador, más por ímpetu que por fútbol, pero sería apenas un espejismo.


Y es que al 50’, al tratar de despejar en forma alocada, Darío Bone terminó marcando un autogol después de que el esférico se desviara levemente en Miller Bolaños. Vivían una pesadilla los 'Puros Criollos' en la Caldera de la San Martín. Los comandados por Gustavo Quinteros se divertían ante el desorbitado elenco de Octavio Zambrano.

Los locales acariciaron el cuatro a cero a quince minutos de que culminara el compromiso, cuando el referí Carlos Vera sancionó penal por una falta de 'Cuchara' Caicedo sobre Javier Charcopa, pero Luis Escalada no pudo batir a Bone desde los doce pasos. Impiadosos, los Azules anotarían dos más para humillar al 'Bitricampeón'.

Desnudando todas las falencias defensivas del Rojo, Emanuel Herrera al 85’ y Fernando Giménez al 87’, liquidarían el asunto con un 5 a 0 lapidario, en el esperado debut de Zambrano como timonel del Trece Veces Campeón de la Mitad del Mundo. Emelec camina firme rumbo a la Décima Segunda Estrella.

Fuente: FútbolEcuador

viernes, agosto 22, 2014

Todo por desconcentrar: "Pedrito", nuevamente en la mira de los "tarrineros"

El volante de Emelec, Pedro Quiñonez, habló esta mañana luego del entrenamiento y opinó acerca de los compromisos que se le vienen al cuadro azul; y de igual forma, manifestó su posición en caso de que vuelva a ser convocado a la Selección Nacional.

Es dificil a veces pensar que un equipo le dará más importancia a un torneo que a otro, nosotros nos hemos acostumbrado a ser ganadores y no queremos perder ningún partido. En los últimos años hemos tenido esa mentalidad ganadora en el equipo y gracias a eso han venido los frutos a base del trabajo y del esfuerzo”, manifestó 'PQ15'.

Por nuestra mente siempre está el ganar todos los partidos que juguemos, el apoyo de todos en el grupo ha sido de vital importancia para aportar lo mejor de mí”, acotó el volante 'Millonario'.


El esmeraldeño no quiere descuidar el campeonato local, a cuya final ya están clasificados, pero tampoco quiere descuidar el frente internacional. Quiñónez comenta que el grupo está unido, lo que hace que el rendimiento colectivo del ‘Bombillo’ sea muy regular: “En nuestra mente está jugar la final de la Copa Sudamericana”.

Al momento de ser consultado por la prensa local sobre una posible convocatoria a la Selección en el futuro, Quiñonez dejó claro el tema y dijo: “Yo por ahora estoy 100% mentalizado en pensar en los partidos con Emelec, si se da la oportunidad bienvenido sea, pero mi mentalidad está en Emelec. Yo no tengo problema ni resentimiento con nadie, cuando se dio el hecho de quedar fuera de los 23 del Mundial, lo asumí de la mejor manera y nunca critiqué a nadie ni abrí la boca para decir nada malo, solo me dediqué a trabajar en silencio en estos meses con Emelec”.

Síntesis de noticias publicadas por StudioFútbol y Teradeportes

¿Qué es de la vida de Leandro Torres?

El derrotero de Leandro Gabriel Torres (25 años), resulta bastante interesante. Ha pasado por varios países, vistiendo las camisetas de Newell’s Old Boys, Godoy Cruz en su país Argentina, Emelec de Ecuador y Santiago Wanderers de Chile. Si bien proviene de un desconocido Buriram United FC de Tailandia, se puede decir que a sus 25 años, ha adquirido una interesante experiencia que puede volcar en el mediocampo aurinegro.


Aunque no ha podido explotar como se esperaba de él, el 'Chino' se suma a un equipo carente de ese jugador que puede asumir el rol protagónico y que llega a establecer diferencias en una categoría que no permite licencias y exige cada vez más en el día a día.

Ayer se presentó ante el entrenador de Coquimbo Unido, Jaime Muñoz y sus nuevos compañeros, mostrándose confiado que podrá cumplir en Coquimbo Unido las expectativas que todos han cifrado en él.

En su primer diálogo con los periodistas, el 'Chino' dijo que llegó “con altas expectativas a Coquimbo Unido. Gracias al preparador físico Diego Buján, que me tuvo desde muy chico junto a Jorge Desio (hoy preparador físico de Jorge Sampaoli en la selección chilena de fútbol), se pudo concretar mi llegada a Coquimbo Unido”.


Se mostró conocedor de las exigencias que tienen los hinchas locales por el ascenso, señalando que, “espero llenar las expectativas que la gente se ha creado en Coquimbo, y vengo para pelear arriba”.

Fuente: El Día

El debut soñado de David Noboa [AUDIO]

El volante David Noboa no oculta su felicidad no solo por vestir la camiseta de Emelec, sino por haber debutado como profesional en un torneo internacional como la Copa Sudamericana. Noboa jugó unos minutos en el compromiso de los 'eléctricos' ante Águilas Doradas en Pereira.

"Yo jamás me esperé debutar como profesional en una copa internacional, me esperaba más en Campeonato Nacional", indicó Noboa, muy emocionado.

El joven jugador además precisó detalles en relación a las diversas molestias físicas que presentó, las cuales lo alejaron de las canchas en las últimas temporadas, además del proceso que debió cumplir para poder vincularse otra vez al primer plantel.

"Me bajaron a la reserva para ganar minutos, más que nada a ganar entrenamientos y ver si valía la pena llegar otra vez, subir a primera (entre risas). Después me puse como meta regresar a primera, entrenar con todas las ganas, obviamente entrenar con todas las precauciones", explicó Noboa.


El mediocampista también recalcó que para el partido ante Manta FC en la primera etapa del actual torneo ecuatoriano, fue la primera vez que entró en la nómina de concentrados, para luego repetir concentración en los demás choques de los 'Millonarios'.

Por otra parte, Noboa enfatizó en el respaldo que ha tenido de sus compañeros. No califica a uno solo como su 'padrino' sino más bien destaca la unión y compañerismo que tiene con el resto de jugadores y también reconoció el respaldo del cuerpo técnico. "A partir de las lesiones que tuve, el cuerpo técnico me tuvo fe, me esperó y ahora me dio esta oportunidad".

Como era de esperarse, David habló sobre el respaldo familiar, sobre todo el de su hermano Cristian, quien al igual que él, inició su carrera futbolística en Emelec. El menor de los Noboa indicó el gesto que tuvo su hermano luego del debut con los Azules.

"Sí, me escribió, me mandó un mensaje por whatsapp, felicitándome porque no pudo ver el partido por el cambio de horario (Cristian está en Rusia con su club Dinamo de Moscú), pero me felicitó, me dijo que siga adelante y que vea su historia", explicó.

"Lo que me ha dicho mi papá es que tengo una maleta en la espalda que tengo que cargar, que yo soy el hermano de Cristian Noboa, pero somos jugadores diferentes, yo tengo mis condiciones y sé que puedo ser mejor que él", continuó David haciendo referencia a los consejos recibidos de su progenitor y a los objetivos que tiene dentro del balompié.


Fuente: Ecuagol

El sueño del impostor, parte 2: ¡Fox Sports también confundió al Barça con el "Farça"!

¡Increible pero cierto! En esta época en la que la información está al alcance de todos, y en la que cualquier duda o pregunta puede ser resuelta con solo ‘googlearla’, aún existe gente en los medios de comunicación –incluso en los gigantes, como Fox Sports- lo suficientemente ignorante y confundida como para equivocarse de esta manera:



Resulta evidente que la persona que realizó estas gráficas solo conoce a un Barcelona, el original -el de Messi, Xavi, Piqué y el mordelón Suárez- e ignora de la existencia de su copia barata, también autodenominada barcelona –el de Esterilla, Peppino, Perlaza y el muerdealmohadas Banguera-. Es eso, o Alianza Lima participa de la Champions League y nadie nos avisó.


Alguien debería informarle, además, de la enorme, gigantesca, abismal distancia existente entre la institución catalana y el remedo de club guayaquileño, que se apresuró a plagiar el nombre y escudo de los europeos, con la esperanza de que algún desubicado lo confunda con un verdadero equipo grande, tal como ocurrió ayer, haciendo que sus hinchas sientan algo de orgullo por primera vez en años.

Lastimosamente para ellos, cuando el orgullo se desvaneció (5 segundos después), solo quedaron las burlas y carcajadas de todo un país (algo a lo cual los amarillos ya están bastante acostumbrados), que se empeña en señala, una vez más, las diferencias futbolísticas, organizacionales, financieras, de infraestructura, estadio, hinchada, credibilidad y prestigio que existen entre el club ‘blaugrana’, referente deportivo e institucional a nivel mundial, y su copia amarilla, tan hundida en la mierda del desprestigio, las deudas, la corrupción dirigencial, la novelería de sus hinchas y la incesante llegada de paquetes, que resulta imposible mencionarla fuera del país sin sentir depresión, y hasta una cierta vergüenza de ser ecuatorianos.

Ojalá pudiéramos decir que es la primera vez que alguien comete un error tan garrafal, tan ofensivo para el club ‘culé’ y sus seguidores alrededor del mundo. Pero no. El pionero en cometer estas cagadas es Televisa, quien ya hace algunos meses nos dio motivos para burlarnos de barcecopia y su inferioridad, cada vez más obvia.

jueves, agosto 21, 2014

Juan Ramón Silva demandó a Emelec “por la insensibilidad de su directiva”

Dirige actualmente a Sociedad Deportiva Aucas y aseguró que le tiene mucho cariño a Emelec, por lo que Juan Ramón Silva aclaró que su demanda contra los Azules se debe a la “insensibilidad de su directiva”.

Poco antes de que iniciara el partido entre River Plate de Guayaquil y Sociedad Deportiva Aucas en el estado La Fortaleza, Juan Ramón Silva habló sobre la demanda que planteó contra el Club Sport Emelec.


El estratega uruguayo señaló que vivió experiencias enriquecedoras junto al 'Bombillo', pero confesó que debido a la actitud que asumieron sus actuales directivos, no encontró otra forma para tratar de cobrar su salario, que por la vía legal.

Quiero a Emelec, quiero a esta institución, pero las personas que están en la dirigencia, su forma de ser, hace que a veces se tome una acción que va contra la persona, no contra Emelec”, afirmó el profesional 'charrúa'.

Son insensibles (ciertos dirigentes de Emelec), no tienen la sensibilidad para buscar una solución. Espero que en poco tiempo me cancelen lo que me deben, que no es prima ni regalo, es mi sueldo”, sentenció Silva, con la esperanza de que todo se solucione pronto.

Fuente: FútbolEcuador

Comunidad azul



Related Posts with Thumbnails
 
Live Support