sábado, diciembre 10, 2016

Tres guerreros se despiden, pero nunca se irán

Publicado a las 3:24:00 p. m. por blue webmaster

Se marchan, pero ninguno de ellos quiere considerar el cierre de este ciclo como un adiós. A Fernando Giménez, Ángel Mena y Javier Klimowicz la azul se les impregnó en la piel y por eso están seguros que en algún momento volverán a Emelec.



El ‘Vikingo’ sintió todo el afecto de la hinchada ‘eléctrica’, que lo ovacionó previo al partido ante Universidad Católica.

Me alegra saber que la gente reconozca el esfuerzo realizado para darle lo mejor de nosotros a Emelec. Esta es mi casa, en la que hice muchos amigos y por eso tengo la certeza de que regresaré. Me gustaría quedarme, pero debo pensar en mi familia que ha estado mucho tiempo lejos de nuestro país”, dijo.



Al ‘Ángel del gol’ solo le falta pasar la ficha médica para ser nuevo jugador del Cruz Azul mexicano.

Desde el 2004, cuando llegó a las divisiones menores del 'Bombillo' -recomendado por un exmiembro del cuerpo médico y vecino suyo en La Floresta-, demostró su poder frente al arco. En 2009 fue prestado al Deportivo Cuenca, pero un año más tarde volvió a filas azules, por pedido del técnico argentino Jorge Sampaoli.

Aquí me comí las verdes y las maduras. Emelec es el equipo al que le debo todo, pero ya es momento de buscar otros senderos. Siempre llevaré en el corazón el cariño de la mejor afición del país y si me toca marcharme, lo haré con la certeza de que triunfaré con la ayuda de Dios”, sentenció.



El caso de ‘Klimo’ es muy especial. A sus 39 años, y luego de sufrir una gran cantidad de lesiones, considera que ya es momento de colgar los guantes, lamentando el no haber podido tener continuidad en el 'Bombillo', en el que podría continuar ligado cumpliendo otro rol.

Seguí un curso (semipresencial) de entrenador y debo ir a retirar mi título a Argentina. Ya hablé con Nassib (Neme) y existe la posibilidad de seguir trabajando acá en alguna función que sea importante para la institución y para mí. Llegué con mucha ilusión, pero las lesiones me jugaron una mala pasada y cuando me recuperé debí luchar por el puesto con grandes guardametas”, comentó el nacionalizado, quien además es dueño de una pizzería y accionista de una clínica de rehabilitación física.

Ellos no trabajaron para que su presencia se note, sin embargo, seguramente su ausencia se hará sentir en Emelec.


Fuente: Expreso



Comunidad azul



Related Posts with Thumbnails
 
Live Support