martes, abril 19, 2016

Así fue el #TerremotoEcuador para la familia Dreer

Publicado a las 4:28:00 p. m. por blue webmaster

Ecuador está viviendo horas muy complicadas con el terremoto que destruyó a distintas partes del país, dejando el saldo de alrededor de 250 fallecidos y centenares de heridos.

En medio de esa dantesca catástrofe natural, hay extranjeros que actualmente viven en Ecuador y que contaron a los medios de comunicación de sus respectivos países lo acontecido y cómo son las horas posteriores.

Ese es el caso de Mariela Medina, hija del reconocido exarquero Oscar 'Tato' Medina, que habita suelo ecuatoriano junto a su marido Esteban Dreer, arquero de Emelec, y Felipe, el hijo del matrimonio.

Llegaron a Ecuador por cuestiones laborales, dado que Dreer fue contratado en el año 2009 por Deportivo Cuenca. El buen desempeño del golero le permitió consolidarse como titular y despertar el interés del Emelec, club que lo contrató posteriormente. Las buenas actuaciones y los títulos obtenidos le posibilitaron al arquero ser convocado recientemente por la selección nacional.

En todos estos años de vivir en Ecuador, los argentinos siempre convivieron con la posibilidad de que pudiera suceder alguna catástrofe, por lo que están instruidos en qué deben hacer ante este tipo de situaciones, además de lo que en los colegios se informa.



Medina relató que “fue todo muy feo, hay alertas permanente porque son muchas las réplicas. Todo comenzó a las 19 del sábado”.

Señaló que “habrá sido un minuto lo que duró el temblor, pero pareció eterno. Nosotros estábamos en mi casa y cerca de la puerta de salida. Como me pasa que en seguida siento esa sensación, saqué a mi hijo y unos amigos rápido a la calle. Ahí es donde nos quedamos con otros vecinos”.

Graficó el momento expresando que “sentís que se mueve todo de un lado a otro, como cuando sacudís una soga. Nosotros estamos viviendo en Samborondón, pero en Guayaquil, donde solo nos divide un puente, fue peor”.

La tandilense manifestó que “siempre hay movimientos, pero desde 2009 que estamos aquí -Ecuador- es la primera vez que sucede tan fuerte”.

En cuanto a las instrucciones de cómo manejarse ante hechos esta naturaleza contó que “en la escuela siempre hacen simulacros de cómo se debe actuar y qué cosas hay que hacer y cuáles no. Además la gente de acá siempre habla del tema”.

La familia Dreer habita un barrio antiguo en la zona de Samborondón, con casas edificadas con otro tipo de materiales a los que en la actualidad se utilizan. Medina manifestó que “tenemos leves fisuras en las paredes, pero a unas cuadras de mi casa evacuaron completo un edificio y murió gente en el shopping, que está a unas tres cuadras”.

Remarcó que “en Guayaquil, que estamos a cinco minutos, fue peor ya que cayeron edificios. En otra parte de Ecuador un puente aplastó un auto. Hay lugares de la costa como Pedernales o Porto Viejo que no tienen ningún servicio y es donde se registró la mayoría de los muertos”.

Aseguró que “se cortaron los servicios ni bien ocurrió el terremoto y luego se fue restableciendo. Igual las réplicas son muy fuertes. Con nosotros están unos amigos que fueron evacuados de un edificio. Nos impiden salir, salvo que ocurra algo nuevamente y tenemos que ir a la calle”.



Sobre su marido, dijo que “estaba concentrado con el resto del plantel del Emelec, dado que debían jugar como locales ante el Aucas. Los partidos programados quedaron suspendidos y cada jugador retornó junto a sus familias”.

Aseveró que “tras el terremoto se activó la actividad del volcán, por lo que acá también están atentos a esa situación. Tanto Defensa Civil, como policía y médicos están abocados a ayudar a los que lo necesitan”.

Por último, expresó que “quiero aprovechar la oportunidad que me dan para llevar tranquilidad a mi familia que está en Tandil. Nosotros estamos bien, a veces se complica comunicarnos con los celulares, pero gracias a Dios estamos los tres bien, ilesos y sanos. Cuando surge una noticia de esta características es obvio que se preocupen, más teniendo en cuenta que en Guayaquil hubo muchos destrozos y nosotros vivimos a pocos minutos”.


Fuente: El Eco de Tandil



Comunidad azul



Related Posts with Thumbnails
 
Live Support