lunes, abril 11, 2016

Análisis: Leve mejoría futbolística para olvidar el fracaso copero

Publicado a las 7:30:00 p. m. por blue webmaster

Omar de Felippe miró a este partido con un lente distinto. Para el técnico de Emelec, fue la oportunidad perfecta para mostrar que sus jugadores siguen fuertes y que la eliminación de la Copa Libertadores puede olvidarse pronto.

Y lo hizo. Ganó al Aucas en el estadio de Chillogallo mostrando su juego práctico. Conservó parte de las cualidades del estilo que le llevó a ganar el título nacional el año pasado, como el dominio de la pelota, presión en la cancha rival y desequilibrio por los costados.

Además, redujo los yerros defensivos. Esos que le provocaron la eliminación del torneo internacional.



La prueba para De Felippe tenía una complicación mayor: debía jugar sin Ángel Mena, su principal figura y quien aceptó que le gustaría seguir su carrera en el extranjero. Ayer no estuvo en el plantel por un problema médico.

Por eso, cuando terminó el partido, De Felippe fue el más feliz. Vio que sus jugadores respondieron y que el tetracampeonato no es un sueño de locos. Por los números, es muy posible dominar en esta etapa porque tiene 19 puntos y tres partidos pendientes.

Siento bronca y alegría. Tenemos el camino trazado y sabemos a dónde queremos llegar. Solo esperamos no volver a cometer los errores de Copa”, indicó el técnico azul al finalizar el partido.



Durante el primer tiempo, el cuadro guayaquileño tuvo más tiempo el balón pero no pudo generar acciones de peligro. Al contrario, Aucas, con menor posesión, se dio modos para asustar al golero Esteban Dreer.

Todo cambió en la parte complementaria. Allí Emelec aprovechó las que tuvo. La primera, apenas a los cuatro minutos, cayó tras un centro desde la derecha que Denis Stracqualursi desvió. La segunda fue parecida, llegada por derecha y pase atrás para que Cristian Guanca defina.

Aucas también tuvo sus oportunidades pero no las aprovechó. Tres veces desperdició un eventual empate. Solo cuando tenía dos de desventaja, mejoró. Alcanzó a descontar tras una pelota parada pero no pudo hacer más por falta de tiempo e ideas.

Así, Emelec volvió a sonreír y empezó a olvidarse de un nuevo fracaso en la Copa Libertadores, ese torneo que se ha vuelto obsesión y que le falta para dar el salto de calidad a escala internacional.


Fuente: Expreso



Comunidad azul



Related Posts with Thumbnails
 
Live Support